En conjunto con ThermalRadar transformamos tecnología que previamente era utilizada para aplicaciones militares y de seguridad en una aplicación agrícola: Detección temprana de fuegos en cultivos.

Análisis que se llevan a cabo de manera contínua con el fin de detectar anomalías de temperatura en campo. De esta manera, logramos detectar -por medio del análisis de calor- fuegos de un tamaño de 3 metros a un radio de hasta 5 kilometros de la ubicación del radar.